Un jardín interno para el hogar

15

May

Un jardín interno para el hogar

Los espacios verdes son una de las mejores formas de darle una nueva vida al hogar. Los jardines son espacios pensados para que las personas puedan tener un contacto con la naturaleza, hacer que el hogar puede tener un aire más natural y al mismo tiempo dar un espacio donde las personas puedan tener una comunicación directa con su ser.

Los jardines, por lo general, se ven en la parte trasera o delantera de los hogares, pero no es muy común ver un jardín dentro de la casa. A pesar de esto, en las antiguas construcciones de estilo oriental y occidental, en el centro de las casas de tamaño amplio, era muy común la existencia de un jardín interno.

Los jardines internos eran una forma de dar luz al hogar, los cuales eran muy oscuros en la antigüedad, gracias a que no había electricidad para darle luz a los hogares.

Los jardines internos de la actualidad

Los jardines internos no son tan populares como en el pasado, porque ahora es muy sencillo poder iluminar un hogar. No es necesario contar con espacios que ayudan a dar luz natural, aunque esto no quiere decir que los proyectos de iluminación natural no sean favorables.

Otra de las razones por la que los jardines internos han dejado de ser populares, es por el hecho de que los hogares se han visto reducidos con el paso del tiempo. Las zonas urbanas han aumentado en población, por lo que se ha visto la necesidad de reducir los metros cuadrados de los hogares.

A pesar de todas las cosas que han desestimulado la creación de jardines internos, esto no quiere decir que este tipo de jardines han sido vetados del todo, por el contrario, están de regreso.

Espacios verdes para el hogar

En un mundo donde la sociedad está más consiente del cambio climático y de la preservación del medio ambiente, no es sorpresa que los jardines internos se hayan vuelto populares. Gracias a que un jardín interno no debe ser muy grandes, ni tampoco tener una estructura especial, los mismos se han convertido en una idea para todo tipo de casa.

Para tener un jardín interno, solo se debe contar con unos pocos metros de una habitación, o en caso de tener mucho presupuesto, una habitación especial para el jardín; una entrada de luz solar al lugar, y varias plantas que puedan resistir la permanencia en espacios cerrados o que no sean tan abiertos.

Queda de parte de cada persona, elegir las plantas o flores que desea en su jardín interno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *