El dormitorio perfecto

01

Jun

El dormitorio perfecto

Aunque parezca mentira, el dormitorio es el lugar de la casa al que menos atención le prestamos probablemente porque es el último lugar en recibir visitas. Sin embargo, es ese rincón especial de la casa que nos procura buen dormir, nos consiente, nos trata bien, donde definitivamente nuestro cuerpo se recarga de energía para un nuevo día.

Entonces por qué no tener el dormitorio perfecto. Son fundamentales las piezas que deben estar y de acuerdo del gusto de cada quien, le dará a ese espacio tan especial el toque sutil  para convertirlo en el ideal.

¡No te puede faltar!

La cama es el primer utensilio, allí soñamos y descansamos por lo que debe ser cómoda. Contempla un colchón que respete la curvatura  natural de la columna vertebral si sueles dormir boca arriba o mantenerla alineada si duermes de lado. Se recomienda colchones viscoelásticos o de látex por considerarse más saludables y que te pueden cuidar mejor. Debe haber un cabecero para enmarcar ese lugar donde se fija la mirada en principio. Define tu estilo de decoración para optar por el cabecero adecuado ya sea tradicional de madera, hierro, fibras, tapizado o nuevas tendencias XL, forrando la pared con madera o papel pintado.

Mantén el orden

Un armario es necesario para mantener el orden, si es empotrado mejor, si no se puede intenta que sea blanco o del color de la pared para camuflar o con puertas acristaladas.  La ropa no puede quedar apilada, deshazte de lo que no necesites y mantén todo ordenado. Dependiendo del espacio y el tipo de decoración no pueden faltar unas mesitas para guardar ropa interior u otras cosas o una cómoda, especialmente cuando no se cuenta con mucho espacio.

La alfombra que le brinde la primera caricia matutina a los pies es una experiencia de la que no te puedes privar. Procura que cubra toda la superficie de la cama y sobresalga un poco hacia los lados y los pies. Los materiales para una pisada más gustosa, que sea de lana o algodón y pelos largos. El espejo es primordial para verte y darle estilo al dormitorio. Adorna con detalles que vayan en grupos de tres para ofrecer serenidad. Las cortinas dependerán de cuánta luz deseas. En cuanto a los colores se recomiendan aquellos que favorecen el descanso como grises cálidos, verdes agua, azules suaves y para dormir como un bebé, cobijarte con linos o tejidos 100% de algodón.

Ya tienes tu dormitorio perfecto, ahora solo tienes que dormir y descansar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *